¿Quién era Teucro? La leyenda de Pontevedra

Representación de Teucro en la fuente de la Peregrina

A veces no es fácil ser héroe, sino, que se lo pregunten a Teucro. Tras participar en la Guerra de Troya, el arquero valiente fue desterrado de su hogar, siendo su propio padre el encargado de condenarlo. Víctima del más profundo desprecio, de la aversión más injusta, Teucro inició un periplo sin rumbo. Solo buscaba ser feliz. Y tuvo suerte. Arribó a Pontevedra, la Helenes de los clásicos, el lugar que le acogería y que acabaría convirtiéndose en su patria pérdida.